AUTOR


Dicen algunos que tiene un estilo con claras influencias de Escobar o Cifré. Otros sin embargo, opinan que sus dibujos están hechos con una mierda pinchada en un palo. Pero lo cierto es que nadie se queda indiferente ante la obra del jerezano Raúl Rive, premio Príncipe de Asturias en 2007 a la mejor trayectoria en lanzamiento de bolas de papel. Ahora, días después del apocalipsis, ha visto la luz su proyecto menos ambicioso: "Jero, el perro bodeguero", un cómic soso y sin futuro.

(Reseña de El País)
(Creo)